viernes, 9 de enero de 2009

SOL EN TAURO

video

Tauro, primero de los Signos asociados al elemento Tierra,
representa la Tierra como Sustento de la Vida,
como Materia prima donde se nutre la Semilla.

Si los verbos asociados a Aries son “querer” y “conseguir”,
los de Tauro son “tener” y “pertenecer”.
Si en casos extremos Aries tiende a pasar por encima de cualquiera
para conseguir lo que quiere,
Tauro en casos extremos tiende a adquirir objetos “por tener”,
sin idea de ir a utilizar nunca lo que sea que adquiramos.
Es decir,
busca su seguridad no en un sentido de pertenencia a un lugar
que pertenece a una tierra que pertenece a un sistema solar
que pertenece a una galaxia que pertenece a un Todo,
sino que busca su seguridad e intenta quitarse los miedos de encima
en la tenencia y acumulación de materia, de cosas, dinero,
objetos en general o incluso comida.

La Energía Solar, masculina y activa, yang, recibida por la vía del Padre,
te empuja a Trabajar, a mover el culo y ganar dinero que ya ves lo que es este mundo,
“si no tienes un duro no te hace caso nadie”,
una canción de la prehistoria por lo menos.
Así pues,
todo lo que vengas después,
hay que verlo como una influencia decisiva del Padre y/o del Padre del Padre.

Lo primero que siente alguien con el Sol en Tauro
es que “tiene” un cuerpo físico sintiente a gusto o a disgusto,
placer o dolor,
hambre o saciedad, inseguridad o paz.
En principio hay una tendencia a engordar
porque a menudo le sustituyen lo que le falta a nivel afectivo
con lo que cogen y le meten por la boca.
Después de mayores la tendencia es a alimentar a la gente materialmente,
con dinero o con comida principalmente,
intentando tapar no sólo el hambre,
también huecos afectivos que a menudo aparecen
por una falta de contacto físico con sus seres queridos.
Es decir,
besos quizá no te de, pero de comer…

Lo segundo que aprende es cuando escucha eso de “mío” y “tuyo”,
¡qué interesante¡,
es como si el cuerpo físico que tenemos se expandiera
en las cosas que tenemos como nuestras
haciéndonos sentir así más fuertes, más seguros,
con mayores probabilidades de sobrevivir en el mundo.

Por las mismas razones,
y hasta que nos damos cuenta de la trampa,
lo que hacemos con las cosas lo podemos hacer con las personas
y considerarlas también “nuestras”.
Luego así que vienen los celos con “nuestra” pareja,
problemas con “nuestros” hijos, etc.
Con el tiempo la tendencia será a adquirir un sentido de “pertenencia”,
un sentido de ser o de pertenecer a un lugar determinado
que puede ir desde un pueblo o un territorio,
hasta la misma Tierra-Lurra-Gaia.

En general,
los signos de Tierra se caracterizan por buscar resultados prácticos
y confiar sólo en aquello que pueden apreciar al menos
con uno de sus cinco sentidos, y si pueden tocarlo, palparlo, agarrarlo, sentirlo,
y si está rico comerlo, pues mejor.

La primera vez que un niñ@ coge las gafas de alguien,
otro asunto por ejemplo,
podemos reaccionar de muchas maneras
y una de ellas es señalarle que las deje porque no son “suyas”,
es decir, y sin que sirva de ejemplo,
“deja esas gafas que son del abuelo y encima se las vas a romper”,
o algo así,
y si seguido le insultas o le das un cachete… pues mira,
mejor ejemplo de diálogo, entendimiento y respeto,
ya es que sería imposible, no?

Tauro llega a este mundo preparado para realizar trabajos laboriosos
en los que el esfuerzo mezclado con paciencia serán primordiales.
La capacidad de Tauro para el trabajo
es comparable a su capacidad para sentir en propia carne,
para gozar o sufrir los placeres y displaceres de los sentidos terrenales.
Tauro tiene tendencia a la supervivencia y a la vida
porque se siente fuertemente unido a ella
a través de su propio Cuerpo Físico, de su Sensualidad,
lo que le otorga su característico sentido de pertenencia a Gaia,
Pachamama o Lurra.

Necesidad de desarrollar la confianza con esfuerzo,
perseverancia y algunos buenos resultados
que le animen a seguir trabajando y labrando su camino.
Estos buenos resultados, que vaya bien la cosecha,
son necesarios para que Tauro pueda sentirse merecedor
de parar unos momentos el Mundo y ponerse a hacer lo que le plazca
o sencillamente nada.
Sin embargo,
una valoración y autovaloración con resultados negativos,
provoca que nos sea casi imposible alcanzar nuestros objetivos
debido a que nos pensamos que no somos dignos de alcanzarlos.
Por otro lado,
estos momentos de gozarla haciendo lo que le plazca,
son vitales para su Armonía y Equilibrio físicos como mentales.
Es decir,
si no trabaja, mal, y si no disfruta, también mal.
Esto genera Desconfianza que a su vez suele generar o exagerar
rasgos y actitudes como la Avaricia, la Posesividad,
la Apatía y la Testarudez.
Si no reconocerle al Tauro su trabajo ya es malo,
decirle, o que se diga él mismo,
que todo lo hace mal, que es un inútil y un chapucero,
es de los venenos más prácticos para minar su confianza y hacer del toro
un buey débil, lento, perezoso, apático,
desorientado, terco, posesivo, miedoso y obediente.

El contacto con las fuerzas de la Naturaleza y el ejercicio al aire libre
le sientan de maravilla.
Por esto le conviene seguir los ritmos de la Naturaleza,
levantarse y acostarse con el Sol, vivir en el campo,
salir periódicamente de la ciudad para cobrar fuerzas o, al menos,
cuidar de alguna plantita.
En todo caso parece raro que Tauro no mantenga algún contacto con la naturaleza
aunque sea cuidar de una maceta o vender terrenos y casas.
Es normal que sepan cocinar porque suele gustarles comer,
y no cualquier cosa envasada en una lata todos los días.

La sensualidad que caracteriza a Tauro
es porque sienten con el Cuerpo Físico, en propia carne,
lo que les resulta placentero, como por ejemplo la Belleza,
y también lo que les resulta doloroso, como por ejemplo el Engaño,
la falsedad, que no seamos de una pieza.
Pleno de vibraciones carnales y materiales,
les atrae mucho lo que les gusta y les repugna en exceso lo que no.
En otras palabras,
que tienden a rendirse a lo que les gusta
y que difícilmente harán lo que no quieran.

A Tauro no le asusta trabajar (más le vale),
pero en compensación necesitará gozar y absorber el placer de hacer lo que le place
con todos sus sentidos (expresar su sensualidad),
o lo que son momentos repletos de paz, descanso y tranquilidad.
Tauro enseguida se suele dar cuenta del valor del dinero para “tener” cosas,
así pues,
enseguida suelen buscarse la vida para sacar y poseer algún dinerillo
ganado con el sudor de la frente si hace falta.

Tauro puede ser bastante imperturbable, pero, por si acaso,
si le perturbas demasiado no te pongas al alcance de su mano.
Capaces de aguantar mucho y durante mucho rato,
también puede ser, con Ascendente Aries por ejemplo,
que les disguste mostrar debilidad.
En todo caso cuidado,
pues el sufrimiento sin sentido ya es martirio o masoquismo.

El Sol le exige a Tauro que valore y cuide lo que tiene,
lo que la Vida a puesto temporalmente a su cargo,
y si no lo hace así,
o emplea inconsciente e irresponsablemente lo que tiene,
la vida misma suele encargarse de quitarle por aquí,
romperle ahí y hacerle desaparecer por allá.
Sus sentimientos y su sentido práctico
no tienen porqué ser antagónicos ni excluyentes,
el caso es que si descuidamos el sentido práctico y nos dejamos llevar por un sueño,
fácilmente aparecerá alguien o algo alguien que nos toree
y nos ponga en nuestro sitio en un segundo.

En general,
aunque siempre puede haber “Tauros o vacas locas”,
las personas de este Signo ofrecen y esperan fidelidad, ternura y lealtad.
Los divorcios, las separaciones y cosas por el estilo,
tienden a deprimirle porque es como si les quitaras el suelo bajo los pies.
Sus amigos,
por no hablar de sus parejas,
podrán ser como sean pero habrán de ser reales, naturales, de una pieza,
nunca maniquíes ni estatuas de cera.
Ciertamente no suelen ser personas dadas al autoanálisis
(salvo fuertes influencias por ejemplo de Virgo),
incluso suelen ser un poco lentas en aceptar los cambios,
pero tienen a su favor el inestimable poder de la voluntad, la sensatez,
la paciencia y la capacidad para dar forma
y sentar las bases de toda Realización.
Dada la tendencia de Tauro a construir, a preservar y a mantener,
cuando sea necesario sería aconsejable no bloquear la energía de Escorpio
(opuesto y complementario de Tauro)
que tiende a deshacer, a reciclar y a transformar las cosas.

Por la televisión,
en una entrevista que le hizo Jesús Quintero
a un periodista entendido en Toros y toreos,
me enteré que el Toro Bravo,
a diferencia de cualquier otro animal que escaparía viéndose en peligro de muerte,
lucha por su espacio y por su idea si hace falta hasta la muerte.
Pínchale a un león con una lanza de aquellas,
clávale unas banderillas y…bueno,
para qué vamos a seguir si hace rato se ha escapado corriendo.
Vida y muerte están íntima y esencialmente unidas,
son los dos polos de la Existencia,
así que ¿miedo a morir?, ¿qué es eso de morir?,
pues se ve que el Tauro, cuando está siendo lo que Es,
carece de él.

Tauro rige la Garganta, el Cuello y la Voz.
Es decir,
si algún tema relacionado con lo dicho hasta aquí no va como debiera,
el cuerpo nos lo explicaría con problemas en estas zonas principalmente.
La música suele estar entre sus aficiones y es fácil que les guste cantar.
De todos modos, les guste como no,
es muy aconsejable que escuchen música o que canten
aunque tengan que esforzarse como otros lo hacen para ir al gimnasio,
a clases de yoga o de alemán.
Aunque no se dedique profesionalmente a ello,
el caso es que la música suele ocupar un lugar destacado en su vida,
así también la danza, la escultura, el dibujo, la pintura y, en general,
todas las artes o trabajos dotados de una dimensión concreta,
de una relación con la materia.

2 comentarios:

Ross dijo...

Wow, es hermoso lo que dice, es la primera vez de todas las cosas de tauro que lei, que me senti identificada! Tengo sol y acendente en tauro :D

^^

Jovita dijo...

Oh. Me senti totalmente identifucada. Mi luna es aries y mi ascendente sagitario. Como afecta ello a mi sol en tauro?